El crecimiento Transforma

¿Qué barrera te impide avanzar? La duda, la amargura… ¿Qué hace que no te veas como el Señor te diseñó? El pasado, ansiedad por el futuro. Quiero que sepas que como pueblo de Dios somos llamados cada día a crecer, a avanzar hacia el propósito que Él prepara para cada uno de nosotros. El Señor quiere que nuestro mayor anhelo diario y éxito a futuro sea el de llegar a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, que nuestro carácter sea como lo que aprendemos por medio de la palabra, para llegar a ver el varón perfecto y que alcancemos la unidad y plenitud de Cristo. Pues teniéndolo a Él lo tenemos todo, ya que Él es nuestra fuente para poder seguir avanzando todos los días de nuestra vida.